¿Qué aporta la piedra ornamental a tu jardín?

Sin comentarios febrero 13, 2017

La piedra ornamental el complemento ideal para tu jardin

Diseñar un jardín no es tarea sencilla. Requiere, de entrada; ciertos conocimientos de paisajismo, botánica y, por supuesto, organización del espacio; pero existe una serie de elementos que pueden hacer esta ardua pero, también, apasionante tarea algo mucho más sencillo. Uno de estos elementos son las piedras ornamentales y en Piedras Maragatas podemos ofrecerte diversos tipos de piedra ornamental entre los que, sin duda, encontrarás aquella que mejor se ajusta a las características de tu proyecto. Con tus ideas y nuestros productos, estamos seguros de que conseguirás convertir en realidad esa idea de jardín que tantos años hace que ronda por tu cabeza.

Entre los diferentes tipos de piedra ornamental que ofrecemos; figuran las rocas ornamentales, la piedra natural y la cuarcita. Como roca ornamental, se entiende aquella piedra de origen natural que, tras seleccionarse, se desbasta o corta para que adopte determinada forma y sirva para un fin concreto. La piedra natural se comercializa a granel en sacos de diferente capacidad que contienen piezas de forma irregular y diverso tamaño. Por último, la cuarcita ornamental es una roca metamórfica de alto contenido en cuarzo que llega al cliente en diversos colores y formatos y puede tener múltiples usos. De hecho, es posible utilizarla para crear parterres, como ornamento o, también, para pavimentar áreas concretas de la zona ajardinada.

¿Qué aporta la piedra ornamental a un jardín?

La piedra ornamental, bien utilizada, marca y define el carácter de cualquier zona ajardinada. Otorga al espacio un carácter rústico y desenfadado y rompe la monotonía. Con ello, el jardín adquiere una gracia especial. Con todo, y además de las funciones estéticas, las piedras ornamentales prestan otros servicios al propietario de un jardín que también conviene tener en cuenta:

Evitan la aparición de malas hierbas y ordenan el espacio

Y no solo eso, porque también regulan la temperatura y humedad de los suelos y protegen a las plantas que forman nuestro jardín del pernicioso efecto de las heladas invernales. Con piedras ornamentales, se consigue además atenuar las pérdidas de agua por evaporación y se mantiene la erosión del terreno a raya.

Limitan el acceso de perros y gatos

Estos leales compañeros pueden, con sus conductas habituales, convertirse en un riesgo para cualquier jardín. La presencia de piedras limita su acceso, ya que en la zona donde estas se encuentran suelen no estar cómodos.

Delimitan zonas 

Una buena manera de utilizar las piedras ornamentales es delimitar con ellas la zona en la que hemos ubicado plantas y flores. Si la delimitación se hace de manera correcta y con gusto, conseguiremos que el área en el que se encuentran las plantas y las flores jamás sea pisada. Y ese jamás incluye a animales, adultos y niños.

La piedra ornamental es un elemento clave en todo jardín que se precie. Sus valores estéticos son destacados, pero las funciones de tipo más utilitario que desempeñan no pueden en ningún caso desdeñarse. Si estás pensando en crear un jardín dentro de tu propiedad o tienes en mente renovar el tuyo, confía en nosotros. En Piedras Maragatas disponemos de un amplio catálogo de piedra ornamental. Estamos a tu servicio.


Sin comentarios