¿Qué es el aplacado de piedra?

El aplacado de piedra es un tipo de revestimiento de piedra natural que forma un elemento homogéneo, con una función decorativa y a veces, con función de aislamiento. Te lo contamos en este post.

Tipos de aplacado que existen

Sólo existe un tipo de aplacado natural, pero, hay también un tipo de fabricación de réplicas de aplacados en piedra artificial que son utilizados para rehabilitar algunos revestimientos de forjados y balcones para que puedan recuperar el aspecto original que tenían, potenciando la imagen visible del edificio. Se fabrican con una amplia variedad de matices, acabados y colores, utilizando armadura inoxidable para evitar los problemas de oxidación a largo plazo.

Este tipo de decoración (tanto el aplacado con piedra natural como el de piedra artificial) sustituye a las tradicionales mamposterías (una forma de construcción en la que se unían piedras sin ningún orden de estructura o de tamaños). Su uso cada vez está más extendido y las técnicas de sujeción han evolucionado.

Cuando se instala un revestimiento de piedra natural con cemento y mortero, el trabajo de los profesionales que lo instalan es fundamental. Se debe determinar el espesor del que será el chapado, muy importante cuando hay que tener en cuenta el clima a soportar, de la misma manera que debemos de determinar la utilización de anclajes de acero inoxidable.

¿Hay alguna desventaja en la colocación de aplacado de piedra?

Debes tener especial cuidado para evitar que te realicen una defectuosa instalación porque podría ocasionar el desprendimiento de piezas de revestimientos de piedra natural que se colocan en fachadas. Suele ser por el uso de adhesivos que no tienen facultad de deformación o por la falta de juntas de dilatación, necesarias para equilibrar los movimientos que tendrá el revestimiento con respecto al soporte.

El segundo problema, no tan frecuente, es la formación de manchas de color oscuro en la superficie del revestimiento en algunos tipo de piedras, a causa de ciertas sustancias que contienen las propias piedras o que contiene el adhesivo que las une.

Aplacado con piedra natural

¿Cuántos tipos de colocación tiene el aplacado de piedra?

Tienes dos opciones de colocación:

1.- Colocación sin cámaras de aire: utilizado en fachadas o balcones que no tienen mucha altura, entre 5 ó 6 metros. Entre el aplacado de piedra y el soporte de acero inoxidable se debe de dejar un espacio de unos tres centímetros para poder rellenarlo con un mortero. Esta forma de aplacado no ayuda a la ventilación de la piedra; su utilización se debe restringir a situaciones especiales.

Para hacerlo de manera segura, se utilizan grapas que se rellenan también con el mortero y se sujetan al muro de hormigón o ladrillo.

2.- Colocación con cámara de aire: tal y como el nombre indica, se forma una cámara de aire entre el aplacado y la pared del edificio, ayudando a la ventilación de la piedra. La cámara como mínimo debe poseer una anchura que sea el doble del espesor de la placa. Y los anclajes deben ser de acero inoxidable. Nunca se utilizan galvanizados por su corta durabilidad.

El modelo de anclaje está decidido por el fabricante. Se deben seguir las instrucciones ya que normalmente facilita una información adaptada en los catálogos que comercializa.

Cuando el aplacado es realizado sin cámara de aire, el espesor de las piezas es inferior a cuando sí hay cámara de aire. El cálculo de este espesor se lleva a cabo a partir del esfuerzo del viento entre los puntos de anclaje del aplacado. Ten presente también que, tanto en zonas en las que hay heladas, como en zonas donde hay contaminación, el material se deteriora más rápidamente.

Si buscas dotar de personalidad a tu fachada, la piedra natural es una buena opción.

Añadir un comentario