Dale un toque rústico a tu vivienda con la mampostería de piedra

mampostería de piedra

Mampostería de piedra

La mampostería de piedra es una técnica tradicional que se emplea para construir muros, revestir fachadas o decorar interiores. En ellos se van apilando las rocas de forma equilibrada y después se fijan mediante la técnica que se desee. Las formas pueden ser regulares o irregulares, rocas pulidas o no, depende de la petición del cliente.

En cualquier caso, el resultado es innegablemente llamativo, ya que le otorga a la construcción ese toque rústico, pero incluso sofisticado si se realiza bien. Es un toque que no pasa de moda y que, además, casa genial con casi cualquier estilo de decoración, ya que le da ese toque hogareño a tu casa sin tener que prescindir de los más modernos electrodomésticos y muebles.

En Piedras Maragatas contamos con una roca totalmente única en el mercado, la Piedra Maragata®. Esta cuarcita está sacada directamente de la cantera de Santa Colomba de Somoza, en León, donde la trabajamos y modelamos en función de las peticiones de los clientes (pulimiento, tallado, barnizado, tronzado, etc.).

El resultado es un producto de altísima calidad cuya exportación se realiza en España y Europa. Si deseáis ver ejemplos de construcciones y decoración con mampostería de piedra para inspiraros, podéis visitar nuestro catálogo y ver los trabajos ya realizados.

Pero ¿qué tipos de mampostería de piedra existen?

En cuanto al tipo de material y técnica empleados en mampostería, podemos diferenciar distintos tipos de trabajo con la roca que proporcionan un acabado distinto cada uno.

  • La mampostería ordinaria. Es una de las técnicas más comunes. En ella, con la ayuda de un mortero de cal, cemento o yeso, se rellenan los huecos entre las rocas y se fijan de forma resistente.
  • La mampostería concertada. En esta técnica destaca la colocación en forma poligonal de las rocas mampuestas, más o menos regular. De esta forma, las caras están juntas o una frente a la otra. El resultado es un muro de superficie más o menos plana.
  • La mampostería careada. De esta forma, la piedra es trabajada únicamente por el lado que queda expuesto al público. Normalmente, de forma lisa y regular, ya en el interior podemos encontrarnos ripios que fijen la estructura. Muy común en suelos y carriles de piedra.
  • La mampostería en seco. No es tan común en las construcciones de viviendas pero si en otro tipo de construcciones. Este tipo de mampostería se caracteriza por no tener elementos que sellan la estructura, se van apilando las rocas de forma ordenada y equilibrada para que resista.
  • La mampostería estructural. Es la empleada para realizar construcciones como casas, debido a su resistencia. Esto es debido a que las rocas se colocan en forma vertical y se sellan con cemento. Además, en el interior se incrustan barras de acero que garantizan la estabilidad de la estructura.
  • La mampostería de decoración. En esta mampostería se utilizan rocas embellecidas, previamente pulidas y talladas de forma regular que se colocan de forma regular y con algún tipo de mortero para sellarlas.

Y estas son las técnicas más conocidas de mampostería, recuerda que si quieres inspirarte puedes visitar nuestro catálogo.